1SÍNDROME DE INTESTINO PERMANENTE

Algunos mantienen que nada en exceso es bueno, y piensan que hacer ejercicio no es malo; pero sobre todo el reciente estudio publicado en el periódico deportivo australiano ‘Alimentary Pharmacology and Therapeutics’ que revela que practicar demasiado deporte puede provocar el síndrome del intestino permeable (‘leaky gut’), un síndrome en el que las paredes intestinales se inflaman y debilitan permitiendo el paso al torrente sanguíneo de toxinas, microbios y partículas de comida sin digerir.

El síndrome del ‘leaky gut’ está ligado a enfermedades como fatiga crónica y esclerosis múltiple. No tiene cura inmediata, pero una dieta sin gluten y no machacarte en el gimnasio puede ser de ayuda.

Los expertos lanzan estas advertencias para aquellos que realicen más de dos horas diarias de ejercicio de manera regular, sosteniendo que posiblemente los efectos sean más negativos que positivos.

Sin embargo, un exceso de ejercicio no solo daña el intestino. Hay varios riesgos asociados con la práctica abusiva del deporte.

Atrás

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ponga su nombre aquí